Second Chance To Live
Staff
Clima


Últimos temas
» No me peguen ;___;
Lun Sep 07, 2015 6:31 am por Kanade Tachibana

» Kiefer University [Afiliación normal]
Dom Ago 04, 2013 2:17 am por Invitado

» Resident Evil: Undeath
Lun Jul 29, 2013 10:38 pm por Invitado

» Fairy Tail The World {Normal}
Miér Jun 19, 2013 11:53 am por Invitado

» Fairy Tail The World {Normal}.
Miér Jun 19, 2013 11:47 am por Kei Ryuruko.

» Alguien vivo que quiera ROL :D?
Jue Mayo 09, 2013 9:32 pm por Takukan

» alguien quiere ser mi amigo?(no tengo amigos T.T)
Miér Mayo 08, 2013 6:04 pm por Takukan

» Henka Secret School (afiliacion normal)
Vie Abr 26, 2013 2:44 am por Invitado

» Neko Dimension {Normal}
Jue Feb 14, 2013 1:36 pm por Invitado

¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 15 el Vie Feb 27, 2015 11:48 pm.
Facebook

No se puede permanecer parado para siempre

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

No se puede permanecer parado para siempre

Mensaje por Marie Isayama el Jue Jul 26, 2012 4:22 pm

Niña bajita, de ojos muy azules, tan azules que solo se semejaban al mar y al cielo, a ese mar y a ese cielo tan extensos y misterioso ¿el mar era misterioso, no? Los pensamientos de ella eran así, misteriosos hasta para ella misma… nunca se sabía que pasaba por la pequeña cabeza de aquella chica de ojos brillantes y llenos de vida. Todo su ser radiaba energía, ganas de vivir y de descubrir ¿el qué? No importaba, ella quería descubrir todos los misterios del mundo a la vez. Un alma libre y juguetona que se contentaba con disfrutar los pequeños y a la vez grandes placeres que la vida y la ‘’no tan vida’’ le regalaban.

¿Quién es? ¿Dónde ésta? ¿Por qué es tan feliz? Esa chica se llama Marie, vive desde hace aproximadamente 1 año en el cielo… murió un día injustamente a manos de unos chicos que como ella, querían vivir la vida al máximo y proteger a los suyos. Ahora es completamente feliz en el cielo, si en ese cielo del mismo color que sus ojos. Es feliz porque allí ha encontrado gente a la que ama y a la que no hay que proteger con armas, ellos no corren peligro y por fin a Marie no le ha hecho falta ponerse a la defensiva, no necesita defender aquello que quiere pues en aquel mundo nada podía ser realmente peligroso.

Si todos los que la rodean eran felices ella también lo era, aunque los recuerdos la atormentasen una sonrisa de una sola persona a la que quería la hacía sentir reconfortada, ella iba provocando sonrisas de la gente de allí arriba y eso le bastaba para ser feliz. Marie estaba viviendo en el cielo, pero no estaba viviendo como todas las personas que habitaban allí… ¿Has oído que las personas buenas descansan en el cielo? Pues bien, Marie aunque no fuera la persona más gentil y amable del mundo estaba viviendo en el cielo, para ella era más que un lugar para vivir, el cielo era su hogar, se sentía parte del cielo y para ella era como un paraíso… no habría deseado estar en otra parte.

-¡Manelillo metete en la bolsa!- el pequeño dragón mitad conejo de color rosa se metió en la bolsa de un salto… Marie se aplicó el protector solar con paciencia, no quería quemarse la piel y mientras su mascota que estaba dentro de la bolsa atacaba vorazmente un paquetito de galletas que ella había metido anteriormente, ese era la merienda para su día de playa. Manelillo al terminar con las galletas de su ama asomó su pequeña cabeza llena de migas de galleta fuera de la bolsa –¡Malo! ¿Quién te ha dado permiso para comértelas?- Los ojos del animalito parecieron apagarse por un momento, estaba arrepentido –No importa… con suerte tendré otro paquetito por aquí…¡A-aquí esta!- Marie encontró un paquete de cacahuetes en el fondo de su despensa y lo alzó en el aire con aire de triunfo, Manelillo que sabía identificar perfectamente los paquetitos de frutos secos supo que aquel paquete era de cacahuetes,sus favoritos, solo con ver los colores y sus ojos volvieron a recobrar el mismo brillo que los caracterizaba –Este no es para ti ¡Tu ya merendaste!- dijo ella guardándose su merienda en el bolsillo con recelo. Se había entretenido tanto con el asunto de la merienda que no se había dado cuenta de que había perdido el bus que quería coger. Se dirigió a la parada pero al llegar no vio a nadie esperando –No hay nadie…- ¿Se había equivocado de hora? ¿La gente no iba a la playa por algo? O… ¿Se había retrasado demasiado y el bus ya se había ido? Probablemente sería lo último. Marie maldijo todas las galletas y cacahuetes del mundo… ahora tenía que esperar una hora para coger el siguiente bus que la llevaría a la playa. Ese día había decidido ir a divertirse a la playa pero estaban empezando a quedarse sin ganas, la paciencia nunca había sido una de sus características ¿Cómo iba a esperar una hora? ¡No sería capaz!.

Lo que Marie aun no sabía era que gracias a aquel retraso podría encontrarse con Minami, aquella neko tan simpática con la que había conseguido hacer amistad el día que había ido al parque de atracciones y muchos menos podía imaginar que ese día ella avanzaría y abandonaría el cielo.






Spoiler:
~Thanks Tsuna~

Marie Isayama
Híbrido
Híbrido

Mensajes : 188
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 04/03/2012
Edad : 20
Localización : Delante del ordenador

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: No se puede permanecer parado para siempre

Mensaje por Kurotsuki Minami el Sáb Jul 28, 2012 5:24 pm

*Finalmente había llegado el día, el día en el que Minami se olvidaría de todo y simplemente pensaría en ella. Era hora de relajarse y alejarse de todo y todos. Era hora de ir a la playa. Últimamente no había hecho… nada en realidad. No salía de su habitación, y si lo hacía no encontraba a muchas personas en el Instituto. Le parecía algo raro no ver a sus amigos de siempre, pero tampoco era como si ella los buscara o algo. O mejor dicho, no sabía dónde buscar. Pero en fin, ahora era tiempo de concentrarse en ella, cosa que no era muy común. Pero ya empezaba a aburrirse y solo quería distraerse un poco de todo.

Con ese propósito empacó sus cosas con mucho entusiasmo. Unas toallas, bloqueador solar, sus gafas, algunos bocaditos y una pequeña sombrilla. Al parecer todo listo. Silvio también quería ir con ella, pero Minami sabía muy bien que se distraería en el camino y traería problemas, pero él insistió tanto que ella se vio obligada a aceptar. A veces parece que lo complace demasiado en sus caprichos, pero era porque lo quería mucho. Todo listo y Minami preparada; emprendieron rumbo a la estación de buses. Hace mucho que ella no tomaba el bus, por lo que en el camino repasaba lo que tenía que hacer. Era algo tonto, pero sabía que podría equivocarse o que el bus podría dejarla o algo parecido. En el camino, lamentablemente sucedió lo que ella temía: Silvio se distrajo y ella tuvo que ir a buscarlo.

-¡Oi Silvio! ¡Ven acá; vamos a llegar tarde!-

Normalmente ella dejaría que él se vaya y luego se reunían, pero esta vez ella se iría en bus, y es probable que el no pueda olfatearla, por lo que no podía dejarlo solo. Era obvio que él se desesperaría y se pondría a llorar, además de que el la protegía y seria aburrido estar en la playa sola, sin compañía. Estuvo bastantes minutos llamándolo, intentando no retrasarse mucho para no perder el bus, pero no pudo ser así. Cuando logro encontrar a Silvio ya era demasiado tarde. Al llegar a la estación el bus ya se había ido; pero estaba claro, habían llegado 20 minutos tarde. De ninguna manera el bus los habría esperado ni nada parecido.

Se molestó un poco con Silvio; por culpa suya ahora tendrían que esperar 1 hora para que vuelva a pasar otro bus. Pero antes de que pudiera hacerlo diviso a una jovencita de cabellos celestes, lo cual le llamo la atención. Se acerco un poco más y pudo ver que era Marie, la chica que había conocido en el parque de atracciones. Esa divertida joven que, gracias a su ingenio, había logrado que les dejaran pasar a la montaña rusa de a tres, y gracias a ella Minami perdió el miedo a esos juegos mecánicos. La joven maid se alegro mucho de verla ahí; al menos no estaría sola, y prefería hablar con Marie que con Silvio en ese momento. Se acercó a ella con una sonrisa en el rostro.

-M…¡Marie-san! Que inusual encontrarte por acá; ¿cómo estás?-

Rápidamente se sentó a su lado, esperando que la reconociera. Pero… ¿Qué si no lo hacía? Eso le dolería mucho a Minami y sobre todo sería vergonzoso. Hablarle de esa manera a una persona y que esta no se acuerde de ti… a ella no le gustaría que le pasara. No, Marie no era así. Minami la conocía y sabía muy bien el tipo de persona que era. Una excelente amiga, una persona de fiar y sobre todo muy confiable. Probablemente se sorprenda porque la joven maid prácticamente grito su nombre, pero así tal vez espabilaba. Se veía algo molesta; de repente también perdió el bus… Pero eso les daba la oportunidad de charlar, y quien sabe, profundizar su amistad o algo así. Lo único que ahora Minami quería era que ella la reconociera, al menos, para empezar.*


Última edición por Kurotsuki Minami el Dom Oct 14, 2012 11:42 pm, editado 1 vez


Dōmo~ Kurotsuki Minami Nya~!


By: Kanade
Ficha~
Relaciones~

Kurotsuki Minami
Neko
Neko

Mensajes : 243
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 22/03/2012
Edad : 20
Localización : Etto... ¿Nya?

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: No se puede permanecer parado para siempre

Mensaje por Marie Isayama el Jue Ago 02, 2012 4:21 pm

Off Rol: Siento la demora, llevo unos días complicadillos TwT

Un coche, dos coches, una moto, tres coches, una furgoneta hippie y un… ¡Un momento! ¿Enserio estaba contando los vehículos que pasaban? Estaba tan aburrida esperando al bus en aquella parada que o hacía algo o empezaría aquedarse dormida y no debía hacerlo, no podía si lo hacía perdería el siguiente bus que pasaría aproximadamente después de una hora y ella y su mascota tendrían que esperar una hora más para poder tocar la arena blanca y ver el mar. Era tan despistada que si no mantenía su pequeña cabecita ocupada con algo acababa rindiéndose al sueño, y allí en frente de una carretera no se podía hacer nada especial o divertido… sin darse cuenta había acabado contando todos y cada uno de los vehículos que pasaban ante ella, algunos pequeños, otros sucios y muchos de ellos con colores llamativos y bonitos. Ella nunca había aprendido a conducir y ahora es cuando deseaba haberlo hecho para no tener que esperar a aquel autobús.

¿Por donde iba? Se había perdido en sus pensamientos y ahora no se acordaba cuantos vehículos habían pasado por allí, tenía que comenzar de nuevo…una moto, un autobús que no es el que debo tomar, un coche, dos coches y otra mot… ¡No, un gato! Había una neko a lo lejos que parecía observarla ¿acaso era tan raro esperar en una parada de autobús? La chica se fue acercando y Marie se dio cuenta de repente de porque la neko la miraba ¿Era Minami? Si… era ella, la neko con la había compartido aquel día lleno de diversión en el parque de atracciones. Se alegraba de alguna manera de poder ver a alguien conocido allí, así podría pasar algún tiempo hablando con ella y evitar dormirse. Cuando Minami se acercó a ella Marie se iluminaron los orbes azules de los ojos se iluminaron, hacía tiempo que no la veía y estaba…distinta, no físicamente pues a la gente del cielo no les cambiaba la cara, el pelo o crecían algunos centímetros. Ella estaba distinta y Marie no sabría decir porque.

-¡Minami!- nunca había sido buena recordando nombres pero extrañamente recordaba el de ella, sin embargo no recordaba el nombre de las otras dos chicas que las habían acompañado en el parque de atracciones… en fin supuso que su memoria había seleccionado la información útil y el resto la había desechado –Hoy decidí venir a la playa, debería haber tomado el autobús anterior pero por culpa de él se me escapó- señaló la maleta en la que se encontraba Manelillo, la bolsa se movió levemente, el conejo mitad dragón sabía que estaban hablando de él quería dar señales de vida –Y todo por unas galletas…- su enfado había vuelto, antes había estado tan distraída que había olvidado completamente que la culpa de que ella tuviera que esperar aun 30 minutos más era culpa de él, suspiró pesadamente y miró la maleta con desgana, ya no se podía hacer nada…

-¿Y tú?¿También vas a la playa?- Marie espero que de los labios de Minami saliera un si, quizá a ella no le importaría, tan solo tal véz… acompañarla a la playa. Hacía tiempo que no iba a una y cuanto más acompañada fuera más divertido sería.

Manelillo sacó la cabeza poco a poco de la maleta y con sus ojos clavó la mirada en la escena, allí había una persona todavía desconocida para él que olía diferente y su ama parecía estar encantada con la compañía que aquella extraña le proporcionaba. Siguió mirando a la desconocida fijamente y no pareció extrañarse de que esta tuviera orejas y cola, tal vez pensaba incluso que aquella chica era de su especie, el también tenía orejas y cola. Quizá la chica era un conejo mitad dragón…






Spoiler:
~Thanks Tsuna~

Marie Isayama
Híbrido
Híbrido

Mensajes : 188
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 04/03/2012
Edad : 20
Localización : Delante del ordenador

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: No se puede permanecer parado para siempre

Mensaje por Kurotsuki Minami el Vie Ago 03, 2012 10:02 pm

*Al parecer la joven si era Marie. Pero claro que lo era; su cabello era azul marino, sus ojos igual de azules como Minami los recordaba. Lo único que había cambiado era el color de su tez; estaba un poco más blanca… y tal vez por eso estaba yendo a la playa. Dio un largo suspiro de alivio cuando su amiga la reconoció. Estaba algo nerviosa desde un principio porque no había hablado con nadie en días, más que con Silvio, por lo que de alguna manera sentía que sus habilidades sociales habían disminuido. Era un pensamiento realmente extraño, pero Minami siempre pensaba las cosas más descabelladas, aunque nunca le haya dicho a nadie sus ideas. Por alguna razón sentía que su amiga era parecida a ella. También se veía como alguien interesante y, aunque la conocía desde hace un tiempo, aun así no lograba comprenderla del todo. Parecía alguien profunda, pero a la misma vez

La joven de hecho se veía algo molesta y concentrada en su bolsa. Ni bien comenzó hablar de ella, esta se movió, como queriendo llamar la atención. Eso sorprendió un poco a Minami y también le llamo la atención. -¿Qué habrá adentro?- Se preguntaba la joven neko, algo curiosa. Eso le hacía recordar a ese día que fue al salón de belleza y conoció a ese hermoso joven llamado Illumi. Nunca se olvidara como Silvio salió de su bolsa y comenzó a acariciarse en su brazo; algo completamente extraño porque él no acostumbra a acercarse a extraños. Al contrario, suele olfatearlos con algo de recelo y desconfianza, pero nunca era tan cercano con ellos. Si… siempre era desconfiado… ¡Como ahora! Minami vio como Silvio se acercaba a la bolsa de Marie y con su pata intentaba averiguar que había adentro. Por alguna extraña razón que Minami desconocía el gato era muy diestro a la hora de abrir maletas o bolsos. Al parecer Marie también había perdido el autobús, y por causa de lo que llevaba dentro de ese bolso. Minami seguía preguntándose qué era.

-Pues sí, también iba a la playa, pero me retrasé por culpa de alguien…-

Al decir esto miro a Silvio. Todo por perseguir mariposas. El bien sabe que Minami se distrae fácilmente, y si él se pone a perseguir mariposas pues… ella lo hará también. Tal vez sea su instinto gatuno lo que la obliga a ser una cazadora. Obviamente solo lo hace por diversión; luego libera a la pobre mariposa. Ella empezaba a alejarse de la conversación; espabilo y pudo divisar a Silvio cuando estaba metiendo la cabeza en el bolso de su amiga. Lo agarró antes de que pudiera ingresar su cuerpo completo. Pudo divisar algo peludo dentro de ella, pero no sabía que era, por más que intentaba descifrarlo, seguía confundida. Podía ser un peluche… pero se movía… lo cual significa que es un ser vivo. Entonces… ¿una mascota? Era lo más probable, y tal vez por eso Silvio se mostraba tan curioso… claro que Minami también se mostraba igual.*

-Emm… Marie-san… No es por nada pero… ¿Qué hay dentro de tu bolso?-


OFF:
No te preocupes~ Se entiende ;w;


Última edición por Kurotsuki Minami el Dom Oct 14, 2012 11:45 pm, editado 1 vez


Dōmo~ Kurotsuki Minami Nya~!


By: Kanade
Ficha~
Relaciones~

Kurotsuki Minami
Neko
Neko

Mensajes : 243
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 22/03/2012
Edad : 20
Localización : Etto... ¿Nya?

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: No se puede permanecer parado para siempre

Mensaje por Marie Isayama el Mar Ago 07, 2012 4:42 pm

Habían pasado apenas unos minutos y Marie ya comenzaba a desesperarse, miró a Minami con el rabillo del ojo, por un momento deseo que Minami en vez de ser una neko fuera una especie de dragón para que así, volando, llegaran antes a la playa y no tuvieran que esperar ¿Había gente con características de dragón en el cielo? Hubiera sido divertido y útil escupir fuego por la boca, no haría falta frotar dos piedras para conseguir fuego si te ibas de excursión al bosque porque con un solo soplido… ¡Fuego portátil! Cuando esperaba o hacía cola su mente volaba hacía cualquier otro lado, se imagina las cosas más extrañas del mundo y hacía cualquier cosa que la tuviera entretenida mientras pasaba el tiempo.

Observó como el gato de Minami, intento recordar en el día que la había conocido, el gato… no la acompaña ese día y era la primera vez que lo veía, no sabía que Minami tuviera también una mascota… de todas maneras ¿se había retrasado por el gato? Eso le recordaba que ella también se había retrasado por culpa de su dragón/mitad conejo que había decidido comerse su aperitivo justo antes de salir de casa. El gato de Minami estaba intrigado con el contenido de su bolso, parecía oler algo y ahora empezaba a meter la zarpa dentro del bolso queriendo alcanzar lo que había dentro, no es que estuviera enfadada con Manelillo ni nada parecido pero estaba tan enfrascada en sus pensamientos que no recordó de que dentro de la maleta estaba su mascota, ella misma la había metido allí pero como desde que habían llegado a la parada del autobús no había echo ruido pues se había olvidado de que él estaba allí dentro.

-¿Qué hay en mi bolso? Pues una toalla, protección solar, un libro y… ¡Manelillo!- tomo el bolso y con rapidez lo abrió dejando ver la cabeza rosa del dragón mitad conejo, lo cogió como se cogen a los gatos por la parte de detrás del cuello y lo alzó, el animalillo dirigió una mirada exaltada y a la vez cansada que daba a entender que no le gustaba que le cogieran de aquella manera –Es una especie rara, el color no es muy normal… me lo encontré un día entre unos arbustos aunque hubiera preferido no adoptarlo, se come todo lo que encuentra- movio un poco la mano haciendo que el animal se balanceara un poco.

Más gente comenzó a llegar a la parada, gente con niños, gente mayor… empezó a amontonarse la gente en la parada y pronto Marie no sabría si aquello era una parada de autobús o una lata de sardinas. Había tanta gente que cada 5 minutos perdía de vista a Minami, la gente empezaba a darse empujones y ella cada vez tenía menos paciencia. ¡Tenía ganas de gritar que la dejaran respirar! Entonces hizo aparición el magnifico y pequeño autobús, era evidente que no habría asiento para tanta gente ¿Todos habían tenido ganas de ir a la playa a la vez? Cuando el autobús paro frente a la parada la gente con una velocidad increíble se apelotonaron en la puerta del pequeño vehículo. Marie consiguió visualizar a Minami entre toda la gente y agarrándola de la muñeca tiró de ella para que ambas se posicionaran en aquella gran ‘’pelota’’ de gente –Primero se sientan niños con madres y personas mayores, no conseguiremos asiento a pesar de que fuimos las primeras en llegar- una buena idea sería coger numero para montarse como en las carnicerías o en las tiendas. Así los que llevaban esperando un tiempo serían los que consiguieran sitio…






Spoiler:
~Thanks Tsuna~

Marie Isayama
Híbrido
Híbrido

Mensajes : 188
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 04/03/2012
Edad : 20
Localización : Delante del ordenador

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: No se puede permanecer parado para siempre

Mensaje por Kurotsuki Minami el Vie Ago 17, 2012 5:17 pm

*Marie parecía muy concentrada en algo, y a Minami realmente le intrigaba y quería saber que era. Su amiga parecía estar mirándola desde hace rato, pero la neko no sabía bien porque. Tal vez realmente no se acordaba muy bien de ella, y la estaba mirando para sacar una descripción, o algo así. La pobre maid no lo sabía, y eso le daba algo de curiosidad. Siempre había sido muy curiosa, a veces demasiado, lo cual la metía en problemas. Incluso un día, estando viva, una de sus amigas le dijeron “No veas ese video, dicen que si lo ves viene un fantasma y te saca los ojos.” Pero al parecer eso que dicen de que la curiosidad aumenta cuando te prohíben algo, es verdad. La pobre Minami termino mirando el video completo, solo por curiosidad, y no pudo dormir bien por una semana. Obviamente nada se apareció para “sacarle los ojos” o algo por el estilo. Así que desde ese entonces no cree en ese tipo de cosas, pero tampoco accede a hablar de ello o mirar otro de esos videos.

Empezaba a perderse en sus recuerdos; sacudió la cabeza reiteradas veces y miro a Marie. Ella empezó a explicar cómo había encontrado a Manelillo, su… mascota. Sea lo que sea, era una mascota única y excepcional sin lugar a dudas. A Minami le pareció increíblemente tierno y… “apapachable”. Tenía una apariencia muy divertida y era algo obvio que de su personalidad destacaba el ser travieso. Era muy parecido a Silvio, al menos en algunos aspectos. Como el hecho de comerse “todo lo que encuentra”. Aunque el neko era capaz de abstenerse si su dueña lo decía, pero parecía que Manelillo era algo rebelde. La castaña levanto a su mascota y lo tuvo en brazos mientras Marie terminaba de hablar. Empezaban a llegar más personas y Minami sabía muy bien que Silvio estaría incomodo y sobre todo se sentiría perdido al tener su vista limitada a las piernas de muchos desconocidos y no a las de su ama.

-Puedes decir eso… pero las dos sabemos muy bien que estas criaturitas aportan mucho cariño y compañía, así que debemos aceptarlos con defectos y todo~-

Le rasco suavemente la cabeza a Silvio, provocando que este se hiciera un nido en los brazos de la maid y se acomodara al instante, preparándose para dormir. Cuando Minami vio que ya había bastantes personas en el paradero, cogió rápidamente su bolso y se dispuso a entrar al bus que ya se veía a lo lejos. Empezó a sentir empujones, primero leves pero que se incrementaron con el paso de los segundos, y esto le parecía realmente incomodo y molesto. Era obvio que nadie quería esperar una hora más a que aparezca otro bus, y es por eso que todos trataban de subirse como podían, sin importar el precio. Por un momento perdió de vista a Marie; miro para todos lados y justo cuando la diviso sintió un fuerte golpe en la parte trasera de su cabeza. Al parecer alguien había intentado avanzar a codazos y uno de ellos le había caído en la cabeza a Minami. Volteo para ver quién era el culpable, pero solo vio un mar de cabezas, así que decidió pasarlo por alto, solo por esta vez. Ella no soportaba ese tipo de comportamiento. En la tierra les había llamado a la atención más de una vez a las personas que empujaban. Parecía una anciana sermoneando a los jóvenes, pero ella siempre dice que “¡así deben aprender!”.

Quizá sea por el golpe, o por el calor, o la simple claustrofobia que causaba estar entre toda esa multitud, pero Minami repentinamente se empezó a sentir mareada y débil. Todo le daba vueltas y sentía la cabeza pesada. Asustada por desmayarse en un lugar así estiró su mano para ver si lograba hallar el hombro de Marie. Afortunadamente ella logro agarrarla de la muñeca y acercarla a ella para que “no se pierda”. Le parecía injusto todo lo que tenían que pasar solo para ir a la playa. Era obvio que se necesitaba una organización en esa parada de autobuses. Alguna persona encargada de revisar boletos o algo parecido. O conseguir buses mas grandes también podía ser una opción. Y algo que a Minami le gustaría y había visto anteriormente era la renta de bicicletas. Se pagaba un pequeño monto y se dejaba algún carnet de identidad y se podía tener la bicicleta todo el día. Esa era una opción más saludable y accesible que estar en un bus diminuto ahogándose. Cualquier cosa con tal de no morir por ahogamiento.

Luego de una interminable lucha, por fin las personas que llegaron al último cedieron de empujar y se resignaron a esperar al siguiente bus. Minami y Marie lograron entrar y adentro del diminuto bus solo había un asiento disponible. La neko sabía muy bien que Marie querría que ella se sentara, pero aun así decidió dar el intento. Sin ella seguramente habría quedado desmayada en medio de esa multitud y eso si habría podido salir mal. La pobre maid ni se lo quería imaginar. Se acerco al asiento, dejo su bolso en una pequeña repisa que estaba encima y Silvio, que ya estaba despierto luego de todo ese ajetreo, se poso en su hombro izquierdo, apoyándose en la cabeza de su ama.*

-Siéntate Marie-san, después de todo tu llegaste antes al paradero y has esperado más que yo. Es lo justo ¿no crees?-


¡LEER!:
¡Lamento muchísimo la demora! TTATT
Estuve sumamente ocupada, y para colmo me enfermé ;_;
He estado en cama desde el lunes y solo he dormido y dormido, por lo que entraba, pero no era capaz de responder Dx
Lo siento mucho, pero ahora que estoy mejor juro que responderé lo antes posible, y si algo ocurre avisare por MP :3
Realmente lo siento D:


Última edición por Kurotsuki Minami el Dom Oct 14, 2012 11:45 pm, editado 1 vez


Dōmo~ Kurotsuki Minami Nya~!


By: Kanade
Ficha~
Relaciones~

Kurotsuki Minami
Neko
Neko

Mensajes : 243
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 22/03/2012
Edad : 20
Localización : Etto... ¿Nya?

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: No se puede permanecer parado para siempre

Mensaje por Marie Isayama el Lun Sep 03, 2012 6:18 pm

Dentro de aquella congregación de gente en torno a la puerta del autobús Marie perdió de vista a Minami, la gente no parecía darse cuenta de que al final todos conseguirían montar en el autobús y se habían pegado unos a otros para evitar que otras personas se colaran y subieran al vehículo. Marie Estuvo a punto de perder la paciencia y empezar a gritar, una mujer le había golpeado a posta con su bolso enorme en un costado, en realidad aquello que llevaba la señora en las manos no parecía un bolso sino un enorme saco de verduras pues a pesar de ser de marca lo habían hecho de un tamaño irracional. Marie le sonrió con mal humor y le hizo saber a la señora que tenía ‘’un saco de verduras precioso’’ la señora enfureció y la miro ariscamente pero ella no esforzó en mirarla de igual manera, no sabía donde estaba Minami y le preocupara que se quedara atrás y no subiera a ese autobús, ella también había sido una de las primeras en llegar a la parada y había estado esperando junto a ella un buen rato… hubiera sido muy injusto que ella se tuviera que quedar allí a esperar al otro bus porque había mucha gente ya dentro de aquel.

Marie la busco desesperadamente con la mirada pero al ser bajita no podía alzar mucho la vista y le estaba resultando imposible encontrar a la neko entre la multitud. Recordó la clase de zapatos que llevaba Minami y se agacho para poder mirar desde abajo, si reconocía el calzado de su amiga podría abrirse paso hacía ella, no muy lejos de donde se encontraba se hallaba unos zapatos que se parecían en cierto modo a los de Minami, se levanto con cuidado para que no la pisaran y se escurrió hasta donde estaba ella. Su amiga había empalidecido un poco, estaba un poco más blanquita, Marie hubiera jurado que estaba verde y dedujo que se estaba mareando. Consiguió tomarla de la muñeca y hacerse pasó hasta las puertas del autobús donde no tuvieron mucho problema para entrar.

Impensable… parecía que toda la gente de aquel mundo había decidido ir a la playa el mismo día, muchos de los pasajeros que había en el bus eran… ¿Cómo se llamaban? ¿Jugadores del servidor? Bueno la cuestión era que muchos no estaban muertos como ella, era normal que no hubieran asientos para los muertos si los ‘’no muertos’’ los ocupaban, deberían hacer buses especiales para la que gente que realmente si estaba muerta. Observó el bus, era muy pequeño y con tanta gente allí reunida no se podía respirar con facilidad, le pareció incluso oler algo de comida en el aire. Manelillo atraído por el olor saco rápidamente la cabeza del bolso y allí se quedo, con la cabeza por fuera. Era cierto lo que decía Minami, aquel animal tan especial daba trabajo y continuamente había que prestarle atención para que no hiciera alguna travesura pero le había cogido cariño y lo cuidaba como si fuera el hermano que nunca había conseguido tener no dejaba de ser un animalito que no diferenciaba aun lo que estaba bien y lo que no.

Marie observó a Minami, seguía indispuesta pero aun así ella había decidido ser educada y cederle el único asiento libre, suspiró y le señalo su cara –Minami, estas mareada y no me digas que no porque he visto que no tienes el mismo color en las mejillas que hace un rato… he estado esperando más rato, si, pero he estado esperando sentada y yo no estoy mareada- Marie no estuvo contenta hasta que consiguió hacer que ella se sentara, puso su bolso de playa y por ende a Manelillo dentro sobre la repisa que había sobre los asientos, junto al bolso de Minami.

-Después de tanto jaleo ojala el día en la playa merezca la pena, si se subió tanta gente es porque hace buen tiempo ¿no?-

Spoiler:
Siento la demora nwn
¿Te encuentras mejor? Espero que si
Saludos!






Spoiler:
~Thanks Tsuna~

Marie Isayama
Híbrido
Híbrido

Mensajes : 188
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 04/03/2012
Edad : 20
Localización : Delante del ordenador

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: No se puede permanecer parado para siempre

Mensaje por Kurotsuki Minami el Dom Oct 14, 2012 11:39 pm

*Todo el ajetreo parecía haberse disipado, pero aun así se mantenía la discordia se algunos, sobre todo por los que no alcanzaron a sentarse y ahora tendrían que ir todo el trayecto de pie, lo cual sin dudas era algo incómodo. A Minami no le importaba mucho ser una de esas personas paradas; ya estaba acostumbrada a ceder su asiento a los demás, por lo que le parecía algo malo sentarse cuando alguien más necesitaba el asiento. Ella siempre creyó que, al ser más joven, tenía más resistencia y podía permanecer parada, en lugar de alguna adulto mayor, el cual ya no soportaba ese tipo de ambientes y no tenía la fuerza suficiente como para aguantar un viaje largo estando de pie.

Marie insistió en que la neko se sentara, y lo iba a hacer ya que aun se sentía levemente mareada, pero luego sintió unos leves empujones en su costado. Se giro y pudo observar a una pequeña niña a su lado, luchando para no ser aplastada. La nińa parecía estar algo apretada entre tantas personas y, tal vez por ser pequeña y de baja estatura, nadie había notado su presencia, así que la estaban aprisionando contra el cuerpo de la neko. Ella se inclino y la cogió del torso, cargándola de manera rápida para sacarla de ahí lo antes posible. La niña parecía haberse asustado en un principio, naturalmente. Pero la maid le otorgo una sonrisa sincera, dándole a entender que solo la quería ayudar y que no era alguien peligroso. La llevo hasta el asiento vacío, ya que prefería que ella se sentara. Sería peligroso que una pequeña criatura este en una situación así. En su caso, Minami podría defenderse, ya sea alzando la voz o alejándose. Pero en el caso de un infante era diferente. Algunos no se atreven a levantar la voz o a pedir permiso, y si lo hacen, no son escuchados o tomados en cuenta, por lo que siempre se encuentran en desventaja. La pequeña niña se encontraba ahora más tranquila, por lo que Minami sonrió y se pudo relajar; aun si sabía que ahora tendría que aguantar un viaje a empujones y gritos, de igual manera se alegro de poder haber ayudado a alguien.

Minami volteó para ver a Marie, esperando que entendiera el por qué le había cedido asiento a una niña y, aunque aun sentía mareos, de igual manera se sentía contenta por haberlo hecho. -Ella lo necesitaba más que yo~- Dijo sonriendo, agarrándose fuertemente de las hazas que tenia el bus para mantener el equilibrio. Siempre se sentía dispuesta a ayudar y no se estaría tranquila hasta saber que todos están cómodos y contentos. Normalmente es imposible complacer a todos, pero ella siempre hacia su máximo esfuerzo por hacerlo, aunque a veces eso le cause algunos problemas.

La pequeña niña no parecía ser un NPC; más bien parecía una estudiante de preparatoria, y tal vez lo fuera, pero su baja estatura la hacía parecer como un infante. Ella parecía haber obtenido interés por Silvio, puesto que, cuando Minami volteo, pudo apreciar que lo estaba mirando fijamente. Silvio ya se había percatado de ello, pero no parecía estar disgustado. Al contrario, se bajo del hombro de Minami hasta llegar al hombro de la niña, bajando hasta sus piernas. Se recostó en ella y empezó a ronronear. Sin duda fue una actitud extraña proviniendo de el, pero a la vez era algo bueno. La pequeña se alegro y le rasco las orejas al gato; se notaba muy alegre.

-Al parecer nuestras mascotas no solo nos alegran la vida a nosotras.-

Rió levemente a la par que veía como la pequeña se entretenía con su gato. Al menos algo bueno había saludo de todo ello. Si no hubiera decidido darle su asiento, seguramente la pequeña habría ido incomoda todo el viaje, e incluso un accidente pudo haber ocurrido. Quién sabe, tal vez incluso era el destino que Minami se encontrara con Marie, y que justamente hayan decidido ir al mismo lugar; pero la joven maid no creía en ese tipo de cosas. El destino, Karma, todo clase de cosas que no puedan ser palpables ella no podía creerlas, aunque -estando en el cielo- cualquier cosa era posible. Si existía el cielo, cualquier cosa podría ser real y creíble, pero aun así Minami seguía siendo algo incrédula.

El bus avanzaba y, de alguna manera, se iba acostumbrando a estar parada. Los presentes parecían haberse relajado y disminuido el nivel "locura" en el automóvil. Incluso algunas personas que estaban sentadas se habían quedado dormidas, incluyendo a la niña y a Silvio. Minami se agacho un poco y vio por la ventana, alegrándose al ver que estaban llegando a la primera parada. La playa se encontraba en la tercera, así que aun faltaba bastante para llegar. Por fortuna la primera parada no estaba tan concurrida, y muchas personas parecían querer bajar en ella. El conductor detuvo el bus y abrió las puertas, por lo que muchos se levantaron y empezaron a bajar. La neko espero a que todos bajaran y los de la parada subieran, para ver si quedaba algún sitio libre. Por suerte quedaron algunos asientos, habiendo dos libres detrás del de la pequeña niña, así que Minami podría ver que todo esté bien desde atrás. Miro a Marie y le sonrió.

-Siéntate Marie-san; debes estar cansada~-

Planeaba sentarse al lado del pasillo, en el caso que alguien de mayor edad o que necesite el asiento aparezca, ella podría levantarse y ceder el asiento con facilidad. Espero a que su amiga entrara y se sentara, para luego entrar ella. Ya se sentía mejor, seguramente, porque ya no había tantas personas y no estaban apretadas como hace un rato. La sensación de ser una sardina se había ido, por suerte. Ahora solo faltaría esperar a que el bus llegue a las otras paradas, aunque Minami rogaba porque no estuvieran tan concurridas como en la que ellas estuvieron, y era obvio que todos rogaban porque sea así.*

-Estoy segura que será divertido~ Aunque es mi primera vez yendo a un ligar así de concurrido... Espera, también esta esa vez en el parque de diversiones. Eso también fue muy divertido~-


OFF:
Lamento mucho la demora ;__;
No tenia inspiración, salí de viaje, estuve enferma, aksjdlak se que suenan como excusas pero no se otra forma como explicar mi ausencia :c
Realmente lo siento, e intentare que no suceda D'x
Espero que estés bien; saludos~ :D


Dōmo~ Kurotsuki Minami Nya~!


By: Kanade
Ficha~
Relaciones~

Kurotsuki Minami
Neko
Neko

Mensajes : 243
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 22/03/2012
Edad : 20
Localización : Etto... ¿Nya?

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: No se puede permanecer parado para siempre

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.